Gijón-India, el viaje soñado de Elsi Rider Gijón-India, el viaje soñado de Elsi Rider
FacebookTwitterEmailMasFacebookTwitterEmailMasHace ya muchos años, demasiados, que tenía un sueño, “llegar a la India en moto”, y por unas cosas o por otras, nunca encontraba... Gijón-India, el viaje soñado de Elsi Rider

Elsi RiderHace ya muchos años, demasiados, que tenía un sueño, “llegar a la India en moto”, y por unas cosas o por otras, nunca encontraba el momento; supongo que en el día a día, nunca tenemos tiempo para soñar, arrastrados por la vorágine diaria, hasta que la vida nos frena en seco, en mi caso, mi paso por un hospital a dos horas de irme de este mundo. Pasados unos años de recuperación me dí cuenta, un día sentada en mi casa, de que “tenía un sueño” y si ahora tenía una segunda vida, debería de hacerlo realidad, así que me puse en marcha y todo comenzó a tomar forma. ¿Quién puede decir que ha cumplido su sueño?

Los inicios: trazando rutas
No se cómo lo harán el resto de viajeros, en mi caso, lo primero que hice fue trazar sobre el mapa una ruta, que fue variando a medida que iba ajustando kilómetros y medios e incluso, al final, casi tengo que volver a cambiarla por el reciente golpe de Estado fallido en Turquía.  El caso es que una vez definida ésta, con salida desde el Ayuntamiento de Gijón, partiré dirección a Barcelona, Italia, Grecia, Turquía, Irán e India.
Elsi Rider    En mi ruta inicial, pretendía pasar por Pakistán, por el sur, que se supone libre de conflictos, y tras varias llamadas e intercambio de correos con las respectivas embajadas desistí por el peligro que entrañaba; soy de las que opinan que para ser feliz no merece la pena arriesgarse y si puedo evitar este tipo de situaciones lo hago; siempre he dicho que  “si hay un puente no voy a pasar por el río”.
Una vez aclarado el tema de Pakistán, la siguiente pregunta es ¿cómo doy el salto entre Irán e India? Pues en avión, previo pago de cerca de 1.500 euros, desmontando la moto y vaciándola de líquidos inflamables para su transporte; hasta aquí parece fácil, ya veremos cuando estemos allí.

Irán y una mujer en moto
Una de las cosas que más me preocupaba al principio era el paso por Irán, donde hay restricciones por la cilindrada de las motos y las mujeres tienen muchas prohibiciones.
¿Una mujer, sola por Irán y conduciendo una moto de 798c.c?; esto parecía no encajar bien con lo que se supone conocemos de este país, sin embargo tras una entrevista en la Embajada de Madrid, con una infusión de té iraní con azahar por en medio, me quedé un poco más tranquila. He de reconocer, desde ya, que aunque mi destino sea la India, creo que mi viaje será este país, aunque como todo, ya veremos cuando esté rodando por allí, pero “creer lo que vemos” es mi filosofía, así que una vez finalizado el viaje podré tener opinión propia al respecto.

Elsi RiderEl salto a la India
Se supone que llego a la India volando para saltar Pakistán y saco la moto del infernal aeropuerto de Nueva Delhi, lo que me llevará varios días. Durante tres semanas recorreré la región de Rajasthan para descubrir sus gentes, sus colores, su “locura” a la hora de circular en moto… La India siempre me atrajo; muchas cosas de mi día a día siempre me llevaban a este país: lecturas, películas, gente, conversaciones… ¿el destino?
Segura estoy de que conoceré a gente extraordinaria y volveré cargada de anécdotas y relatos que solo se pueden vivir lanzándote a disfrutar aventuras soñadas en moto y es que, “lo mejor esta por venir”.

Para Motoviajeros, Elsi Rider.-

Quique Arenas

Director de Motoviajeros y responsable del Departamento de Comunicación del grupo Ubricar. Durante más de 20 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Autor del libro "Amazigh, en moto hasta el desierto" (Ed. Celya, 2016).

No hay comentarios hasta el momento.

Ser primero en dejar comentarios a continuación.

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE