IV Extremadura Challenge IV Extremadura Challenge
FacebookTwitterEmailMasFacebookTwitterEmailMasToda la semana pendiente de las predicciones meteorológicas hacían presagiar un fin de semana tremendo de calor. El gran desafío de la Extremadura Challenge,... IV Extremadura Challenge

IV Extremadura ChallengeToda la semana pendiente de las predicciones meteorológicas hacían presagiar un fin de semana tremendo de calor. El gran desafío de la Extremadura Challenge, las altas temperaturas de esta región en el mes de Junio Convierten esta prueba en un verdadero reto. Arrancamos el viernes sobre las 18:00, esta vez en una nueva ubicación. Abandonamos el céntrico parque de la Isla por la pisana municipal. Los coletazos de la ola de calor que acabamos de pasar nos invitan a darnos un buen chapuzón para refrescar cuerpo y mente. Los chicos de I BIKE SPAIN, conocedores de su tierra, nos esperan con una gran sorpresa. Ya nos lo avisaron en el correo que enviaron con todas las instrucciones. TRAÉROS BAÑADOR,TOALLA y CHANCLAS. Se agradece que te esperen diciéndote que la entrada a la piscina es gratuita para todos los participantes. De cabeza al agua!!!

Con tiempo suficiente para recoger el material, tomar un refrigerio y visitar las pequeñas carpas de patrocinadores y colaboradores, a las 20:30 comenzaba el biefing o charla técnica. Como viene Siendo habitual en la Extremadura Challenge, 2TMoto Vuelve a ser el patrocinador oficial. Este año se unían con carpas en la zona de recepción PIRELLI, GASBIKER y JACOLIBA. Como tampoco podía ser de otra manera, estando en la población de mayor importancia a los pies del Valle del Jerte tuvimos una gran degustaciones cerezas.

El lugar de celebración del briefing fue el pabellón de baloncesto de la ciudad. Situado junto a la piscina, por lo que no tuvimos que realizar ningún desplazamiento. Tras las rigurosas presentaciones de las autoridades comenzamos lo que de verdad es importante. Al mando de la charla Javi Antúnez y con él, Javi Reyes. El primero nos explico con detalle todo lo que este año nos encontraríamos en el libreto del evento. Establecimientos colaboradores donde poder cenar, leyendas para el roadbook, etc. Se hizo especial incapié en las dificultades añadidas en materia de navegación, de las que daríamos buena cuenta al día siguiente. Una extraña hoja suelta venia junto al libreto. En ella estaban indicados los puntos de control, sus coordenadas gps y las viñetas del roadbook en las que nos los encontraríamos. Esto ya nos indicaba que algo mas difícil que en otras ocasiones sería. También Javi Reyes nos indicó que, a demanda de participantes en años anteriores, se había aumentado la dificultad en las pistas de ésta edición.

IV Extremadura ChallengeCon las lecciones aprendidas era tiempo de buscar un sitio para cenar, repasar y pintar el roadbook que tal y como habían anunciado sería algo más complicado de seguir por la casi inexistencia de nombres de poblaciones. Sorpesa!!! Los puntos de control no vienen indicados!! Por eso nos daban un papel aparte con todos ellos.
Llegó ya el día tan esperado. Sábado por la mañana. Roadbook revisado e instalado en la moto y todo listo para comenzar. Parece que la temperatura a primera hora es más agradable de lo que esperábamos. Como siempre, el protocolo de salida, magnífico. Checking previo en la plaza de San Vicente Ferrer, que coincide es la plaza que va a dar a la entrada del Parador de Turismo y que se encuentra en el centro histórico de la ciudad. Allí nos recibien los chicos del Staff que año tras año trabajan duro para nuestro disfrute. Reciban desde estas líneas mi agradecimiento personal por ello.

Cuenta kilómetros a 0 justo bajo el arco de salida ya en la Plaza Mayor. Seguimos rigurosamente las indicaciones del roadbook que tanto hemos trabajado la noche anterior. Salimos de la ciudad y tomamos la cartera que nos llevaría hacia Jaraiz de la Vera, pero en muy pocos kilómetros tomaremos el primer desvío que nos conduciría a la primera pista de la jornada. Una pista ancha que nos permitiría disfrutar desde muy pronto. Esta pista nos dejaría a escasos 8 kilómetros de las puertas de Monfragüe que atravesaríamos parcialmente.
En esta ocasión hemos podido disfrutar de un antiguo puerto muy conocido en la zona. Se trata del Puerto de Miravete, antiguo trazado de la N-V que une Madrid con Badajoz y que desde hace muchos años está en desuso gracias al nuevo trazado que se hizo con la autovía y que ahora pasa por los túneles de Miravete. Justo antes de entrar en este tramo encontramos, algunos, el primer punto de control. Decimos algunos, por muchos lo pasaron de largo al no estar marcado en el roadbook y tampoco en ruta. Había que desviarse unos 150 mts a un área de servicio para encontrarlo.

Transcurridas unas horas del evento recibimos un whatsapp desde la organización, recordando la necesidad de tener en cuenta ese papel suelto que había en el libreto. Conscientes de que mucha gente se saltarían los puntos, lo recordaron, animándonos a disfrutar de la ruta e indicando que nadie se quedaría sin diploma por este motivo.
Muy avanzada la mañana encontramos la última pista que tendríamos antes de comer. Dos trazados se diferenciaban bien en esta . El primero de ellos, camino estrecho, con un poco de todo. Piedras sueltas, arena y alguna dificultad un poco más técnica de lo habitual. La segunda parte de la ruta discurriría por una carretera en obras, ancha pero con firme muy resbaladizo que nos hizo aplicarnos en la conducción para no tener ningún susto.

IV Extremadura ChallengeYa con el sol bien alto y las temperaturas llegando a su máxima cifra, nos encontramos con un oasis en el camino. Era el complejo en el que la organización había decidido darnos de comer. Impresionante e inmejorable. De nuevo y tal y como anunciaron, bañador al canto, ducha y baño antes de comer. De verdad, se agradece poder refrescarse antes de entrar al comedor con un día tan caluroso. De la comida, no podemos decir ninguna cosa mala, un menú estupendo ejecutado a la perfección y con bebidas sin límite. Con pocas ganas de continuar, tras el relax de la comida, nos volvimos a enfundar la ropa de disfrute y continuamos ruta.

La primera parte de la tarde fue para enmarcar y guardar en nuestras retinas. Tomamos una carretera perfecta para curvear, ni muy rápida ni muy lenta, con un asfalto en perfecto estado. Curva, tras curva, trazando de línea a línea y con una sonrisa de oreja a oreja dentro del casco. Nos colocamos en el primer punto de control de la tarde, también separado de la ruta pero en el que paró la mayoría de los participantes. Hidratamos con unas buenas botellas de agua fresquita y reanudamos la marcha, encarando ya la última parte de la ruta, aunque aún quedaba mucho tiempo para llegar a la meta. El motivo de quedar tanto tiempo y estar en el último cuarto de ruta, era otra sorpresa que nos tenían preparada. Nos salimos de la carretera nacional por lo que parecía la antigua carretera, y allí estaba escondida, tras salir de un grupo de árboles y encarar un puente, nos encontramos con una piscina natural de escándalo. Con su chiringuito y su arena. Este era el último punto de control en el que tendríamos que estar durante al menos una hora hasta que comenzaran a sellar el pasaporte. De nuevo un oasis donde poder apaciguar el calor que teníamos que soportar con los trajes de la moto. Volvemos a sacar bañador y toalla y a disfrutar de un baño de agua fresca proveniente de la sierra.

Con pena, pasamos por la mesa de control situada en el chiringuito y de nuevo a la carretera. Ya sí, encarando la última hora de trayecto. Entramos en Plasencia y en pocos metros estábamos en la meta. Como novedad este año tampoco se hizo la llegada en la Plaza Mayor. Eligieron una plaza con varios establecimientos donde poder volver a refrigerar el cuerpo y recoger el merecido diploma.

Una vez más, reto conseguido. Rutas y carreteras espectaculares, recinto de la comida y comida ideal, baño en piscina natural y sobre todo un grandísimo trabajo por parte de la organización y del personal del Staff. Sin duda un evento a marcar en el calendario y además de este cualquier otro que organice esta empresa ya que su cercanía y buen hacer son una garantía de pasarlo bien.

La próxima cita: 29 y 30 de septiembre en la I Cantabria Challenge.

Quique Arenas

Director de Motoviajeros y responsable del Departamento de Comunicación del grupo Ubricar.
Durante más de 20 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Autor del libro “Amazigh, en moto hasta el desierto” (Ed. Celya, 2016).

  • Enrique Moreno

    8 agosto, 2017 #1 Author

    Éxito total.en todos los sentidos. Profesionalidad, buen hacer e ilusión. Con esos ingredientes solo puede haber un final: disfrutar!!!

    Responder

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE