Alicante interior: 1.000 curvas, ataraxia y un paraíso Alicante interior: 1.000 curvas, ataraxia y un paraíso
FacebookTwitterWhatsAppEmailMasFacebookTwitterWhatsAppEmailMas Hoy, cuando te levantes, da igual el día que sea y el tiempo que haga fuera, desperézate, pon Shake Shake Go, mira por... Alicante interior: 1.000 curvas, ataraxia y un paraíso

La Carrasqueta, con el Mediterráneo de fondo.

Hoy, cuando te levantes, da igual el día que sea y el tiempo que haga fuera, desperézate, pon Shake Shake Go, mira por la ventana y fija tu pensamiento en aquello que te hace sentir bien. No importa lo rápido que va todo. No importan los días lluviosos y no importa que todas las nubes te parezcan siempre las mismas. Hay un lugar donde desearías estar. Ese lugar está dentro de ti, se llama ataraxia. Probablemente no has oído hablar mucho de él, pero encierra dosis de felicidad. Así que vamos a buscarlo.

La moto es nuestra aliada. El viaje nuestro salvoconducto. Y el Hotel con Encanto Masía La Mota, una formidable recomendación de Ruralka on Road que trasciende a su propia esencia. No es solo uno de los mejores hoteles de España, con múltiples galardones, sino que guarda en su seno un vínculo con ese estado interior… ese espacio sosegado y lleno de paz, sin perturbaciones, se llama ataraxia, sí. Ya tenemos hecha la conexión. No necesitamos impulsos, tan solo una buena ruta. Y la tenemos. La ruta de las 1.000 curvas. Está en Alicante y Alcoy es su epicentro.

Parque Natural del Carrascal de la Fuente Roja, en primer término, Masía La Mota.

Edgar Ameglio e Indira Amaya han dado vida a La Mota; en 2009 lograron que su proyecto obtuviese la Declaración de Interés Comunitario, siendo la única empresa de la zona que ha obtenido este marchamo. Su energía es una fuente de inspiración. Ponen alma en todo lo que hacen, y aquí, en su santa casa convertida en alojamiento de ensueño, nos ayudan a saborear el valor de la quietud, pero también de una buena charla. Hablando de saborear… su Restaurante también ha recibido notables reconocimientos, como el premio al “Mejor Templo del Buen Comer”. Suena apetecible, ¿verdad?

Pero lo mejor es que lo descubras por ti mismo y, tal vez por casualidad (¿causalidad?) te encuentres sentado en la misma mesa, conversando con grandes viajeros –y mejores personas- como Pablo de Grado (BMW R nineT) y Luis Sainz (BMW R 800 GS Adventure), apasionados de Marruecos, el aventurero Emilio Turrión, que se plantó en Cabo Norte con su Vespa sin pensárselo dos veces, o Luis Miguel Verdú, promotor del Costa Blanca Challenge. Ah, Edgar también tuvo una BMW K 1200 LT… Todo está enlazado.

Valerie Galler y Paco “Karakoles”, en primer término, con los amigos de “La ruta perfecta”.

Tampoco sería extraño intercambiar ráfagas con algún moter@ de Alicante, cuyo grupo en Facebook se acerca a los 5.000 miembros. O a los amigos de la “Ruta Perfecta”, con Valerie Galler y Paco “Karakoles”, también bemeuvistas, que nos desvelan la provincia desde el aire con su “dron viajero”. En Alicante se respira moto más de lo que imaginas.

Moteras de Alicante, durante una de sus rutas > Foto cedida por Valerie Galler.

Vámonos de ruta
Apunta estos nombres, son hermosos hasta en su sonoridad: Parque Natural del Carrascal de la Fuente Roja, abrazada por frondosos pinares, tejos, aliagas y antiguos olivos, y el Parque Natural de la Sierra de Mariola, aislada, curvilínea, aromática, como una novia perfumada, cubierta con más de un millar de especies distintas de flores. Nos sumergimos en estas montañas que dan carácter a la Comunidad Valenciana. Un asfalto impecable nos llama a disfrutar del placer de conducir nuestra BMW. Haz de tu vida un viaje.

Puerto de La Carrasqueta: Alicante interior, con Ruralka on Road.

La R 1150 GS Adventure es ya una veterana. Lo fue todo en su momento, y cautivó a medio mundo tras mostrarse –y demostrarse- como una moto absoluta en la serie “Long Way Round”, que popularizaron Ewan McGregor y Charley Boorman. Aún continúa levantando pasiones, y no somos pocos quienes seguimos enamorados de su carácter, su estética y su comportamiento noble y agradecido.

Desfiladero de Millena.

El incombustible motor boxer empuja con una sonrisa en cada una de las curvas de esta ruta mayestática. Las carreteras son interminables serpentines que intentan adaptarse a la caprichosa orografía de estos espacios protegidos, y las TKC70 se adhieren como lapas. Deleite para las maxitrail y touring, tentación asfáltica para las deportivas, que encuentran en la Carrasqueta (1.020 metros) su santuario. Antes de enfrentarse a este icónico puerto, se ha convertido casi en tradición degustar unas “cocas” en Bañeres. La carretera que une Alcoy y Jijona se ha hecho famosa por su atmósfera motera y sus amplias tornanti. Es un trazado corto, retorcido y peligroso. Pero hay que disfrutarlo como lo que es –un bello paso con vistas al Mediterráneo-, sin convertirlo en lo que no es –un circuito-.

Castillo de Penella.

Pero no solo engancha la CV-800. Un buen número de carreteras secundarias nos sacan a bailar con nuestras fieles compañeras. Como la CV-720 (fantástica desde Benichembla a Castell de Castells; estamos en el Valle de Pop, ponte música). O el sinfín de enlazadas que nos conducen hasta Guadalest y su embalse. O más al norte, Vall de Gallinera. O los angostos pasos desde Millena a Cocentaina a través de un desfiladero vertical que nos encajona, o de Benilloba hasta el castillo de Penella. También cautivan pueblos pintorescos como Bocairente o Gorga, que conserva un olivo con más de 2.000 años de antigüedad; ¡es tan grande que vivía una familia dentro! Y el pasado histórico de toda la zona; las fiestas de Moros y Cristianos, que rememoran las batallas de la Reconquista, fueron declaradas de Interés Turístico Internacional en Alcoy allá por 1980. Y la gastronomía: pericanas, taretes, olletas, picaetas o el espencat.

Plaza España, Iglesia Santa Maria y Ayuntamiento de Alcoy.

El interior de la provincia de Alicante tiene mucho que ofrecernos. Siempre a la sombra de la costa, empequeñecido injustamente por el interés que despiertan las playas entre el turismo masivo, nos aguarda presto con su oferta rica y seductora, un traje a medida para los aficionados al mototurismo. Su patrimonio monumental y sus paisajes naturales te sorprenderán. Seguro.

Post Scriptum: Todos los viajes nos cambian en mayor o menor medida. Edgar bien lo sabe. Hace años, junto a su esposa, emprendió un viaje de incierto rumbo. Era embajador de Panamá en Italia. Y navegante. Cruzó los mares y recorrió el planeta hasta que halló su morada en esta antigua casa de labor, transformada hoy en una oda a la calidez y el buen gusto. Pues bien, tal vez también tú te encuentres a este hombre de mundo, por la mañana temprano, limpiando con mimo la cúpula de tu moto con un paño de microfibras, completamente ajeno a todo lo demás. Y entenderás que se puede vivir sin ruidos, sin interferencias, con plena conciencia sobre lo que hacemos, entregados a cada momento, depositando siempre lo mejor de nosotros mismos en simbiosis con la vida. Edgar tiene 78 años y una vitalidad desbordante. La rosa de los vientos preside el jardín de la masía. Una leve brisa se cuela entre los altos pinos y te acaricia el rostro, mientras Indira sonríe, feliz porque estés ahí, formando parte de un todo armónico. Ataraxia, ¿a que ya resulta familiar?

Con Indira Amaya, Edgar Ameglio y amigos.

Texto y fotos: Quique Arenas.-

Ruta 1: (186 km / 5 h). Itinerario: Alcoy, Sierra de Mariola, Bocairente, Bañeres, Ibi, La Carrasqueta, Jijona, Benifallim, Gorga, Millena, Penella, La Fuente Roja.
Ruta 2: (174 km / 5 h). Alcoy, Benasau, Guadalest, Fuentes del Algar, Castell de Castells, Benichembla, Vall de Gallinera, Benillup, Alcoy.

Agradecimientos: Rafael Ausejo, Alexandra Pérez, Irene Benaches, Marina Rodríguez, Edgar Ameglio, Indira Amaya, Continental, Dynamic Line

Quique Arenas Director

Director de Motoviajeros y responsable del Dpto. de Comunicación del grupo Ubricar. Durante más de 20 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR) y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

No hay comentarios hasta el momento.

Ser primero en dejar comentarios a continuación.

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE