III Concentración Nacional Yamaha Mt-09 Tracer III Concentración Nacional Yamaha Mt-09 Tracer
FacebookTwitterWhatsAppEmailMasFacebookTwitterWhatsAppEmailMasLa gran familia que forma el foro de Yamaha Mt-09 Tracer ha celebrado su III Concentración nacional. El lugar de celebración ha sido Bilbao y... III Concentración Nacional Yamaha Mt-09 Tracer

La gran familia que forma el foro de Yamaha Mt-09 Tracer ha celebrado su III Concentración nacional. El lugar de celebración ha sido Bilbao y a lo largo y ancho de la provincia vizcaína se han ido desarrollando diferentes actividades. Esta es la crónica de lo acontecido:

En la mañana del viernes día 8 de junio comienzan a llegar las primeras unidades al punto de reunión, que no es otro que el Hotel Erreka Alde de la localidad de Barakaldo, mas concretamente en el paraje idílico en el que esta enclavado el barrio de “El Regato”

Desde aquí mandar nuestro enorme agradecimiento a Jose, Pili, David, Miguel y el resto de personal del Hotel y de su restaurante Erreka Berri. Hemos disfrutado de una estancia y un trato espectacular por parte de ellos y el tremendo equipo que forman. Nos han hecho sentir como en casa con su continua atención, las facilidades que nos han brindado. Y todo ello en un ambiente familiar. Recomendadísimo para todo aquel que quiera repetir y para quien tenga previsto una visita al norte.

A lo largo del día van llegando el resto de participantes, provenientes de diferentes localidades, navarros, valencianos, castellonenses, vigueses, cantabros, navarros, madrileños, conquenses, sevillanos, malagueños, burgaleses, vallisoletanos, oscenses, barceloneses y como no, un nutrido grupo de bilbaínos.

Todos y cada uno de ellos parten de su lugar de origen con la ilusión del esperado encuentro. En ningún momento la amenaza en cuanto a las previsiones de un fin de semana pasado por agua les hace mella. En su equipaje, por si acaso traen consigo el traje de agua. Pero sobre todo en sus maletas llevan ese gen que tenemos los moteros, pasión, coraje, y valor pese a las posibles inclemencias en este caso climatológicas que se venían anunciando para estas fechas.

Quien más quien menos llega con un pequeño baño de agua recibido por el camino sobre sus espaldas, aún así, eso no impide que todos lleguen con una sonrisa y el ánimo de que el tiempo sea condescendiente con nosotros para el resto del fin de semana.

Entre risas y abrazos, comienzan los saludos, seguidos de las narraciones de las anécdotas del viaje. Van entrando al hotel, franqueado en su entrada por unas banderas de Yamaha. En el interior encuentran en la recepción una Yamaha Tracer 900 GT, nuevecita, expuesta para regocijo de los allí presentes. Una moto traída gentilmente de Promoto, concesionario oficial de Yamaha en Bizkaia, con Alex a la cabeza.

Imagen

Allí van recibiendo el nutrido pack de bienvenida, con sorpresa para todos del diseño de la camiseta, con el Guggenheim y nuestra moto como motivos principales, que finalmente término siendo un éxito.

Imagen

Va llegando la hora de la cena, y como no podía ser de otra manera, nuestros paladares quedan totalmente satisfechos con el bacalao al pilpil y el entrecot. Salimos al porche y vemos que la lluvia no para y cruzamos los dedos para que el tiempo sea benévolo con nosotros al día siguiente para poder hacer la ruta.

Amanece el sábado día 9, con un sol esperanzador y el cielo con un azul inmaculado, totalmente despejado. La cara de felicidad de los participantes es mas que notoria y todos esperan ansiosos el comienzo de lo que va a ser una ruta fascinante.

Imagen

Salimos a las 9:30 en punto, hora prevista del comienzo de nuestro itinerario.
Las motos comienzan a rugir. Es impresionante ver tanta moto Yamaha Tracer junta.
El tranquilo y paradisiaco barrio del regato se transforma por un instante en un festival de ruido y de colorido ante la interminable hilera de moteros-traceros que comienza a desfilar rumbo a una jornada de ensueño.

Ponemos dirección a nuestro primer destino, el trabajo de los del chaleco fosforito es incansable, ubicados en cada rotonda, cruce, facilitando el acceso de todos los integrantes y consiguiendo que permaneciéramos unidos en todo momento.

Una labor encomiable de un equipo formado por Luisma al frente, perfectamente escoltado por Ander, Bittor, Fer y Luisda , y con Sendoa de coche escoba cerrando el grupo. Gracias a su organizada tarea fue posible que el grupo no se fuera fragmentando.

Llegamos a nuestra primera parada. El castillo de Butron, desafiante con sus elevadas torres. Paramos las motos en el parking, salvo tres, que adentramos hasta la puerta para hacer la foto de grupo con las tres Tracer rodeadas por todos los participantes.

Imagen

Proseguimos la marcha, en busca de la costa, pasamos por Plentzia, y su emblemático puente que nos permite una bellísima estampa de su ria con sus pequeños barcos varados en ella y con el pueblo al fondo. Seguimos rumbo hasta Armintza, bello pueblo costero, donde hacemos un pequeño alto frente a su preciosa playa, nos sirve para hacer un completo agrupamiento y dar aviso a otro evento que tiene lugar en la zona.

El tramo que está por llegar es un lugar muy frecuentado por los que somos moteros de la zona, pero se da la casualidad que se va a celebrar un rally automovilístico, coincidiendo en tiempo y lugar con nuestra ruta. Coordinamos entre las dos organizaciones y comenzamos a realizar este impresionante tramo con unas curvas de infarto y los acantilados del Cantábrico al alcance de nuestra vista. Completamos este trazado que nos conduce hasta nuestra segunda parada.

San Juan de Gaztelugatxe, icono de nuestra geografía. Enclave único, inenarrable, sencillamente espectacular. Aquí desde los miradores del restaurante Eneperi, disfrutamos de un suculento pincho y contemplamos las impresionantes vistas que hay de la ermita y el acceso a la isla en la que se encuentra, con su pasarela y su escalinata para acceder a ella. Los comentarios se suceden, y todos admiran la belleza del entorno e intercambian impresiones sobre el lugar y el extraordinario itinerario hasta llegar a él..

Imagen

La marcha continúa y cruzamos por diferentes localidades. Bermeo, con su puerto pesquero. Mundaka, y su famosa ola de izquierdas, considerada por los surfistas como la mejor de Europa. En todo momento nos acompaña a la izquierda la reserva de la biosfera de Urdaibai, que la recorremos en todo su esplendor, llegando a Gernika para retomarla por el otro lado de la ria, hasta llegar a la playa de Laida, donde hacemos una breve parada para admirar el paisaje.

Imagen

De nuevo en nuestras monturas para reanudar la marcha, las vistas del mar nos acompañan y con la playa de Laga al costado vamos completando un trayecto por bellos parajes y sinuosas curvas que nos dirigen hacia el pueblo de Lekeitio, donde hacemos un reagrupamiento para subir juntos el alto de Merelludi que nos conduce hasta el destino previsto para hacer la comida.

Laka Erdi, ese es el nombre de la sidrería que nos estaba esperando con los brazos abiertos para saciar nuestro apetito. Juan al frente, perfectamente secundado por su equipo se encargaron de colmarnos gastronómicamente.

Como era de esperar, el menú fue de plena satisfacción para todos los comensales que acudimos. Chorizo a la sidra, tortilla de bacalao, ensalada suculenta, bacalao con pimientos, costilla, y cuando todos dieron por mas que extraordinaria la comida, apareció el plato estrella, no podía faltar una buena chuleta con label vasca. Todo ello regado con la sidra y el txakoli que emanaba de las kupelas.

Una vez terminada nuestra abundante comilona empiezan los preparativos para continuar la marcha. Ante una posible amenaza de lluvia, nos ataviamos del traje de agua y a la salida del empalme de la sidrería hacemos una parada. Es un día lleno de actividades y de nuevo coincidimos con otra prueba, en este caso ciclista en la que nuestros destinos están previstos cruzarse durante un tramo de dos kilómetros. Ambas organizaciones estamos al corriente y esperamos al paso de la carrera donde las valientes chicas ciclistas retuercen sus bicicletas para alcanzar el alto del puerto entre los aplausos y vítores jaleantes de los que integramos nuestra concentración.

Imagen

La ruta sigue para pasar por la localidad de Bolibar, cuna del linaje de los antepasados de Simon Bolivar. Continuamos por carreteras llenas de curvas y paisajes típicos vascos hasta alcanzar el mirador del Balcón de Bizkaia, desde donde se avista una magnífica panorámica, destacando sobre todo al fondo el mar con la desembocadura de la ria y la ya mencionada anteriormente reserva de la biosfera de Urdaibai.

Aquí la lluvia hace acto de presencia, y durante un par de kilómetros nos acompaña insistentemente. Hacemos una parada en Urrutxua donde nos cobijamos en unos pórticos de unos caseríos a la espera de que pueda escampar. El cielo comienza a despejarse unos minutos mas tarde y emprendemos nuevamente la marcha. La presencia del sol y la proximidad de nuestro punto final del itinerario hacen retomar fuerzas y continuar con el camino previsto.

Alto de Morga es nuestro siguiente paso, y pese al asfalto mojado, lo acometemos con valentía. El comentario generalizado de muchos de los participantes fue el extraordinario grip del asfalto que tienen nuestras carreteras y eso dio confianza para completar el resto de la ruta sin mayores contratiempos.

La interminable serpiente multicolor que forman las Tracers va tomando rumbo a nuestra última parada, el alto de Artxanda. El sol es nuestro fiel compañero y nos permite disfrutar de las vistas que nos ofrece este enclave, desde el cual podemos contemplar toda la ciudad de Bilbao junto con el verde y abrupto paisaje montañero que lo rodea. Guggenheim, San Mames, la ría, palacio Euskalduna, el Arriaga, todo a nuestros pies para deleite de nuestra vista. Foto de rigor en las recién estrenadas balaustradas de este impresionante mirador.

Imagen

Tramo final, para acercarnos a nuestro punto de partida, El Regato. Donde nos espera una más que merecida ducha, unos momentos de charla y unas buenas cervecitas para calmar nuestra sed y compartir impresiones con todos los allí presentes.

Va llegando la hora de la cena, donde la lubina y el solomillo nos aguardan, precedidos de suculentos entremeses y acompañado de un excelente vino. De nuevo el personal del hotel y el restaurante lo bordan. A continuación nos dirigimos a la discoteca que forma parte de su complejo, donde procedemos a hacer el sorteo de regalos. Hay premios para todos, agradecer a todos los colaboradores que mediante su participación han conseguido que esto fuera posible.

Llega el momento de retirarnos a nuestros aposentos a descansar y esperar el nuevo dia que conducirá a cada uno a su lugar de origen. El sol de nuevo vuelve a brillar y tras un abundante desayuno, comienzan los preparativos para el regreso. Despedidas y abrazos entre sonrisas. Y la satisfacción de haber pasado un estupendo fin de semana entre algo mas que un grupo de moteros.

Mi mas sincera gratitud a nuestros colaboradores, Yamaha España, Promoto que expuso una Tracer GT en la recepción del hotel, Taller 100% moto de Castro Urdiales con sus aportaciones, Motos Lolo de Santander con Oscar y Lolin a quien desde aquí deseo una pronta recuperación de su accidente motero, a Gorliz Biker, a Lolo Pámanes, a Midland, a Rayza, a Biker Garage, a mi amigo Antonio de Ubricarmotos, todos ellos prestos a participar y ofrecernos ayuda tanto en este evento como en aportaciones y ventajas dentro del Foro.

Mención especial al Hotel Erreka Alde, un trabajo exquisito por parte de Jose, Pili, David, Miguel y resto de equipo. Trato humilde, detallista, pero sobre todo humano y familiar.

Agradecer a BasqueTour, sociedad pública del Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco, creada para liderar el impulso e implementación de la estrategia de competitividad del turismo vasco, que nos ha permitido dar a conocer parte de nuestros enclaves más emblemáticos de nuestra geografía. Esto ha sido una pincelada, os esperamos para conocer más profundamente Euskadi, nuestra geografía, cultura, tradición, gastronomía. Os acogeremos con los brazos abiertos.

Y por supuesto, mi agradecimiento mas profundo a mis compañeros de batalla, chalecos fosforitos por fuera, pero un tremendo corazón por dentro, gracias a ellos ha sido posible que la ruta haya sido un éxito.

Por último un enorme aplauso a todos y cada uno de vosotros que con vuestro esfuerzo os habéis desplazado hasta Bilbao desde los lugares más variopintos para poder llevar a cabo esta Concentración.

Un encuentro del cual no tengo mas que orgullo de haber aportado mi granito de arena para que fuese del agrado de esta pequeña gran familia de moteros que formamos este estupendo foro referencia mundial del modelo Tracer.

Un abrazo muy fuerte para todos, Me habéis hecho sentir….no hay palabras para describirlo. El esfuerzo ha merecido la pena.

Luisma González.-

Quique Arenas Director

Director de Motoviajeros y responsable del Dpto. de Comunicación del grupo Ubricar. Durante más de 20 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR) y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

No hay comentarios hasta el momento.

Ser primero en dejar comentarios a continuación.

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE