Reserva Natural de Neouvielle Reserva Natural de Neouvielle
FacebookTwitterWhatsAppEmailMasFacebookTwitterWhatsAppEmailMas Entre el cielo y el suelo, una carretera que sólo abre de junio a septiembre introduce al visitante hasta una de las zonas... Reserva Natural de Neouvielle

Reserva Natural de Neouvielle

Entre el cielo y el suelo, una carretera que sólo abre de junio a septiembre introduce al visitante hasta una de las zonas lacustres más importantes del Pirineo. Está en Francia, a pocos kilómetros de la boca norte del túnel de Bielsa, y por su belleza cuesta entender por qué no se conoce más y mejor: tal vez el vecino circo de Gavarnie le roba demasiado protagonismo, o quizás queda algo a desmano de la típica ruta bici-motera de los “cols”, la cuestión es que la espectacular carretera que muere con honores de estado en los lagos de Neouvielle es la enésima constatación de que salirse de los caminos establecidos sigue siendo una inversión rentable..

Reserva Natural de Neouvielle

Entre Tramezaigües y Aragnouet, una estrecha pista asfaltada –¡insisto, cerrada con barrera ocho meses al año!- te introduce en las grandes alturas del parque Nacional de los Pirineos, primero encajada entre montañas junto al arroyo de Couplan, y poco después remontando decididamente en sucesivas curvas de 360 grados donde ni puedes ni quieres pasar de primera marcha porque las vistas abiertas reclaman toda tu atención, y ni siquiera la obligatoriedad de volver por donde has venido saciará tu avidez paisajística.

Un desvío asfaltado lleva al primero de los grandes lagos de la zona, el de l’Oule, y si no abandonas la pista principal, pronto lo vas a ver en deliciosa perspectiva. Ya estamos a una altura respetable, y las cabras montesas se abren paso sin complejos, incluso transitando por la carretera.

Podemos decir que la carretera acaba junto a la presa del lago más grande y más alto, el de Cap de Long, y aunque el asfalto, ya gastado y moribundo, quiere continuar unos centenares de metros más, un gigantesco derrumbe nunca reparado da por finalizada la incursión motera. Es el momento de descabalgar, sorprenderse ante las nieves eternas en verano, y tal vez calzarse unas chirucas para hacer una ruta circular de 11 kilómetros que te llevará a descubrir el resto de los lagos de Neouvielle. Porque la moto es muy importante, pero no lo es todo en esta vida.

Para Motoviajeros, Manel Kaizen
Hoy Salgo en Moto

Quique Arenas Director

Director de Motoviajeros y responsable del Dpto. de Comunicación del grupo Ubricar. Durante más de 20 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR) y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

No hay comentarios hasta el momento.

Ser primero en dejar comentarios a continuación.

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE