Ted Simon: “La aventura, sin riesgo… no es nada” Ted Simon: “La aventura, sin riesgo… no es nada”
FacebookTwitterEmailMasFacebookTwitterEmailMasNo hay nadie que haya narrado mejor lo que significa viajar en moto. Ted Simon (Alemania, 1931) publicó en 1979 Jupiter’s Travels (en español,... Ted Simon: “La aventura, sin riesgo… no es nada”
Ted Simon, fotografía de Roberto Peregrín.

Ted Simon, fotografía de Roberto Peregrín.

No hay nadie que haya narrado mejor lo que significa viajar en moto. Ted Simon (Alemania, 1931) publicó en 1979 Jupiter’s Travels (en español, Los Viajes de Júpiter, Interfolio, 2009) y desde entonces se ha convertido en un referente de la iconografía viajera. El libro, un bestseller con más de un millón de lectores en todo el mundo, ha servido de inspiración para varias generaciones de motoristas. Después, vendrían otros títulos reseñables como Sobre ruedas, más allá de Los Viajes de Júpiter (2010), Los Sueños de Júpiter (2012) y El gitano que hay en mí (2014), todos ellos publicados en España por la editorial Interfolio. Su obra, su personalidad y sus vivencias contrastan con el aspecto apacible y sencillo de un hombre octogenario que sigue subiéndose a la moto para viajar, siempre risueño y feliz. Tal como pudieron comprobar los asistentes a la ruta organizada por Gustavo Cuervo el pasado fin de semana del 1 y 2 de octubre, a la que se sumó el escritor germano-británico como invitado de excepción.

De madre alemana y padre rumano, Ted Simon creció en Londres y cursó Ingeniería Química, hasta que su insaciable deseo por conocer el mundo le empujó a abandonar sus estudios para trasladarse a París, donde comienza su trabajo periodístico. Posteriormente, bajo el auspicio del Sunday Times, el 6 de octubre de 1973 parte de Londres en una moto Triumph Tiger 100 de 500 cc rumbo a un viaje que terminaría siendo una increíble vuelta al mundo de cuatro años, 45 países y más de 100.000 kilómetros. Así nace Los Viajes de Júpiter, un relato magistral, honesto y apasionado, convertido en el mejor libro de viajes en moto jamás escrito, y fuente de inspiración para un sinfín de viajeros de todo el mundo –entre ellos, los actores Ewan McGregor y Charley Boorman, quienes viajaron en BMW R 1150 GS Adventure desde Londres hasta Nueva York, plasmando su aventura en la serie documental Long Way Round; precisamente durante el rodaje del capítulo 5, coinciden con el escritor en Ulán Bator (Mongolia)-.

El 27 de enero de 2001, Simon se sumerge en una segunda vuelta al mundo que le lleva a regresar, esta vez a los mandos de una BMW R80 GS, a los lugares visitados en su aclamado primer volumen. Y así, 28 años después de su gran viaje de circunnavegación, con 70 años descubre cómo han cambiado los escenarios y las personas de un planeta cada vez más diferente. Escribe Los sueños de Júpiter.

Ted Simon, entrevistado por Quique ArenasInmersos en un siglo XXI vertiginoso, el sosegado romanticismo que desprenden las palabras de Ted Simon supone un paréntesis en el agitado y convulso ruido que a todos nos envuelve. Porque leyendo -y escuchando- a Ted Simon, el escritor, el motoviajero, el periodista, es cuando nos damos cuenta de que vamos demasiado deprisa. Ya lo dice él, “too fast”. El concepto y la forma de viajar han cambiado mucho. El objetivo de Simon, muy alejado de pruebas de resistencia física o actos de coraje, fue simplemente comprender. Sí, comprender el mundo que le rodeaba, haciéndose vulnerable y no un héroe. El reto consistía en abrirse a la gente para que todo ocurriera tal como debía ser. El premio, evolucionar hasta sentirse integrado en el mundo. Un mensaje vital que debería ser parte consustancial de las motivaciones que nos impulsan a todos cuantos amamos viajar en moto. Como si fuera un versículo perenne que ayude a la gente a no desvirtuar la esencia de la exploración, algo que por desgracia está ocurriendo mucho últimamente. Conversamos en Collado Villalba con Ted Simon, la leyenda.

¿Te gusta España?
Por supuesto. La primera vez que vine a España fue en 1951. Trabajaba en un periódico en París que cerró; me dieron algo de dinero y pensé que estaría bien pasar unas vacaciones en España. Fui a un pueblo pequeño del que nadie había oído hablar por aquel entonces: Lloret de Mar. No había prácticamente nada allí. Viajaba en tren, y cuando bajé, un hombre se acercó, me ayudó con el equipaje y me llevó a un pequeño hotel. Cuando quise darle una propina, desapareció. Lo encontré después, y me dijo que simplemente quería ayudarme, sin ningún otro interés. En 1951, la gente te ayudaba sin pedir nada a cambio… ¡cuánto ha cambiado esto desde entonces! Posteriormente, he regresado a España varias veces y he podido comprobar cómo se ha transformado todo.

El escritor partió de Londres en 1973 y recorrió durante cuatro años más de 40 países. // Foto: Ted Simon - Jupitalia.com¿Cuándo te subiste a una moto por primera vez?
Necesité tiempo… ¡No tuve moto hasta los 42 años! Quería ver el mundo, y pensé que la mejor forma de hacerlo era en moto. No sabía nada sobre motocicletas. Tenía algunos miedos, como la posibilidad de tener un accidente, que alguien me atacase o incluso tenía miedo de los animales. Pero mi curiosidad era más fuerte que mis temores. Así que me pareció una buena idea.

Podría ser un buen consejo para quienes desean viajar en moto…
Sí. Por supuesto los miedos están ahí para todos. La cuestión es que hoy en día todo el mundo habla de “aventura”. La gente utiliza esta palabra con demasiada facilidad, se usa para todo. Pero creo que para vivir una auténtica aventura, tiene que existir riesgo. Sentir en cierto modo peligro; porque de no ser así… no es nada. Por supuesto sería estúpido no sentir miedo si algo es peligroso, pero tienes que aprender a manejar ese miedo. Con la práctica, convertirlo en algo positivo y utilizarlo para protegerte a ti mismo. No tienes que tener miedo a tener miedo.

Los viajes deparan grandes sorpresas. Tú te enamoraste en Chile de una chica. ¿También es parte de la aventura, no?
Cuanto más grande es la aventura y cuanto mayor riesgo asumes, más recibes de vuelta. Si sabes cómo controlarlo, entonces cada emoción que tienes se vuelve más fuerte. Aunque estás “abierto” a ello, no es fácil enamorarse cuando estás sumido en una aventura. Otra gente se enamora de ti más fácilmente, porque eres algo “extraño”, que llama la atención.

La Triumph de 500 cc que acompañó a Ted Simon durante su primera vuelta al mundo, en Perú // Foto: Ted Simon - Jupitalia.comLa clave tal vez sea ir más despacio en los viajes, para permitir que las cosas ocurran…
Completamente de acuerdo. Hay que viajar con un ritmo más lento; ahora se va demasiado deprisa. Uno de los problemas es que las motos ahora son demasiado buenas. No se estropean fácilmente. Y son demasiado grandes. La gente se viste con uniformes y parece que va a la guerra… Antes viajábamos más lentos, en pequeñas motos y vestidos de una forma corriente.

¿Cómo ha cambiado el mundo de la comunicación desde Los viajes de Júpiter?
Soy una persona mayor y no me gusta el mundo de las redes sociales. Pero no estoy seguro de si es porque soy mayor o porque lo absorben todo de las personas. Hay demasiada información. La atracción consiste en hacer creer a la gente que forman parte de algo, pero realmente no son parte de nada. Están solos. Y están más solos ahora. Para conocer a alguien hay que ir a un lugar: una cafetería, una librería, un baile… ir a algún sitio donde puedas encontrarte con alguien cara a cara. Creo que son muy malas por muchas razones. Y son una muestra más de ese mundo “rápido” en el que vivimos.

Háblanos de tus proyectos, Ted.
Estoy intentando escribir. Aunque no me resulta fácil. Me acabo de mudar a Francia, allí he comprado una casa grande para que otros escritores puedan venir a vivir si necesitan escribir un libro. A menudo es muy difícil escribir en tu propia casa. Hay muchas razones para parar y hay demasiadas cosas alrededor. A veces, los escritores necesitan irse a algún lugar donde no tengan responsabilidades y puedan crear libremente. Mucha gente lo ha hecho ya.

¿Alguna vez pudiste imaginar que más de un millón de lectores de todo el mundo seguirían tus viajes?
No, jamás pensé en algo así. Por supuesto, sabía que escribiría un libro. Y, lógicamente, quería que se leyese. Pero nunca llegué a imaginar que tendría tanto éxito y tanto impacto. Muchos han cambiado sus vidas tras leer el libro. Es extraordinario. Me han dado las gracias porque el libro les ha servido de ayuda para convencerse de que podían dejar atrás cosas y plantearse “puedo hacerlo”. La gran mayoría siente miedo a perder cosas. Piensan que si se marchan, pierden. Pero eso no ocurre en la práctica, esa es la enseñanza que ofrece el libro. No hay que temer a perder tu “posición” en la sociedad; si te embarcas en un gran viaje, puede que al regresar encuentres un lugar aún mejor del que tenías.

Nos despedimos de Ted Simon sin poderos revelar el contenido del libro en el que está trabajando. Porque sí, amigos, el autor de Los Viajes de Júpiter continúa escribiendo. No será un libro de motos y no tiene fijada fecha de publicación. Pero el libro está vivo. Eso sí, “it’s a secret”. Ok Ted, guardaremos el secreto, pero prométenos que regresarás a España para presentarlo. Mientras tanto, seguiremos soñando con Júpiter y sus viajes.

Texto: Quique Arenas // Agradecimientos: Gustavo Cuervo.-

Quique Arenas

Director de Motoviajeros y responsable del Departamento de Comunicación del grupo Ubricar.
Durante más de 20 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Autor del libro “Amazigh, en moto hasta el desierto” (Ed. Celya, 2016).

No hay comentarios hasta el momento.

Ser primero en dejar comentarios a continuación.

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE