ToroEnMoto ToroEnMoto
FacebookTwitterWhatsAppEmailMasFacebookTwitterWhatsAppEmailMas  A medida que uno viaja se da cuenta de que, en ocasiones, somos capaces de recorrer miles de kilómetros buscando alcanzar puntos icónicos.... ToroEnMoto

 

ToroEnMoto, en busca de las míticas figuras de Osborne.

A medida que uno viaja se da cuenta de que, en ocasiones, somos capaces de recorrer miles de kilómetros buscando alcanzar puntos icónicos. ¿Quién no ha soñado alguna vez con coger la moto y perderse por las largas rectas de la Route66 o recorrer media Europa hasta alcanzar la bola de Cabo Norte? No sería honesto si te respondiera que a mí eso no me ha pasado, así que no te mentiré.

La siguiente pregunta que me surge es ¿por qué nos empeñamos en recorrer carreteras de lejanos países antes de conocer rutas que podemos tener a unos cientos de kilómetros de casa? Las respuestas pueden ser múltiples, pero principalmente creo que es un problema de marketing y de pensar de que lo bueno es lo que no tenemos.

Hablo de marketing porque al recorrer alguna de las increíbles rutas del norte de la península, en ningún lugar podrás comprar una pegatina para ponerla en la maleta de tu moto o un pin para colgar en tu chaleco. Sin embargo, si recorres las carreteras de los Dolomitas podrías recopilar tantas pegatinas como para empapelar completamente esas maletas de aluminio tan llamativas que llevas en tu maxi-trail.

Así pues, los italianos han sabido darle a sus rutas en moto ese marketing que hace que muchos de nosotros soñemos con ir hasta allí.

En este punto es cuando vuelvo a la segunda respuesta de la pregunta que lancé un par de párrafos más arriba ¿por qué pensamos que lo bueno es aquello que no tenemos aquí? Aunque no seamos completamente conscientes de ello, la península ibérica es un lugar privilegiado. En muchas zonas es posible montar en moto durante prácticamente todo el año; recorrer carreteras sinuosas, puertos de montaña; deleitarse con paisajes de todo tipo incluyendo zonas desérticas, disfrutando de una variada y rica gastronomía.

Visto todo esto, si fueses un motero finlandés ¿no te plantearías recorrer España en moto? Sí, lo sé, le falta darle un aspecto épico que haga que nuestra imaginación sienta el impulso de lanzarse a vivir una aventura del estilo de la Route66 o de llegar hasta Cabo Norte para hacerse una foto con una bola de metal.

Otro punto que nos devuelve a la realidad de nuestra vida de aventurero a tiempo parcial, es que este tipo de largos viajes precisan de dos cosas que no siempre están a nuestro alcance, tiempo y dinero.

 

Hace algunos meses, durante un aburrido viaje en moto de Madrid a Barcelona, al toparme con una de esas enormes figuras de toro (que son relativamente habituales en las carreteras) pensé en hacer una parada e intentar ver si podría llegar hasta su base. Sin darme mucha cuenta, había nacido la idea del proyecto ToroEnMoto.

¿Qué es ToroEnMoto? Cien toros, tres países, dos continentes y una moto. Sin prisas, sin rutas fijas, sin importar la moto que tengas, sin importar lo lejos que hayas viajado hasta el momento. Todo esto es parte de la esencia del proyecto llamado ToroEnMoto.

ToroEnMoto puede ser muchas cosas. Puedes tomarlo como un reto o como una aventura o simplemente como una excusa para recorrer un puñado de kilómetros sobre tu moto. Puedes hacerlo en escapadas de fines de semana, en vacaciones, solo o en compañía de tu pareja o de amigos.

El objetivo de ToroEnMoto es buscar las icónicas figuras del Toro de Osborne (diseñadas por Manolo Prieto en los años 50) que hay repartidas a lo largo de las carreteras de España, México y Dinamarca. En total casi 100 figuras para que realices tu propio #ToroEnMoto. Después de explicarte todo esto, está claro que ya tenemos ese aspecto épico que podemos encontrar en la Route66 o en llegar hasta Cabo Norte.

La ventaja de esta idea es que puedes empezar a tu ritmo, desde lo más cercano a tu localidad, y marcarte tú mismo hasta dónde quieres llevar ese reto.

ToroEnMoto, en busca de las míticas figuras de Osborne.

Para ayudar a aquellos que os apetece embarcaros en este reto he creado una web donde podréis encontrar información completa sobre la localización de los toros de Osborne que hay en España, México y Dinamarca.

A medida que vaya completando el reto, voy actualizando una ficha personalizada de cada figura. En ella aparece información general de la zona, histórica, cultural, coordenadas GPS y una relación de lugares de interés que puedes visitar próximos a ese toro.

Un reto a tu medida. Llegar a completar el reto de ToroEnMoto en su totalidad parece ser algo difícil de alcanzar a primera vista puesto que existen figuras a lo largo de tres países, distribuidos en dos continentes.

Cuando pensé en cómo hacerlo más asequible a la mayoría de nosotros, pensé en establecer distintas fases para que tu mismo decidas dónde empieza y termina tu propio reto.

Puesto que el origen de la figura de Osborne se sitúa en España, para la denominación de las distintas fases he comenzado por la península ibérica (Fase I), siguiendo por las ínsulas (Fase II) y finalizando en las que se encuentran fuera de España (Fase III).

ToroEnMoto, en busca de las míticas figuras de Osborne. Vista Fase I

Fase I. La fase I del proyecto ToroEnMoto te propone algo cercano (si vives en España), que precisa de un menor presupuesto, menos tiempo y que además, puedes hacerlo a tu ritmo.

El objetivo es recorrer 90 localizaciones a lo largo de catorce comunidades autónomas. Una vez alcanzada, y aquí viene otra singularidad de ToroEnMoto, debes fotografiar tu moto lo más cerca de la figura que te sea posible.

En algunos casos, deberás ser capaz de localizar una pista forestal, un camino rural o una carretera secundaria que te permita acercarte. En otros casos, tu intento finalizará al toparte con una valla o la entrada a una zona privada. Pero no importa, la idea es pasarlo bien.

Como anécdota te contaré que en mi caso (ya llevo recorridos cerca de 30) ha habido ocasiones en las que he podido acceder a localizaciones que parecían fuera de mi alcance, tras hablar y explicarle a alguien mi motivo de intentar llegar más cerca. Después de esas charlas, he conseguido acceder incluso al interior de la fábrica de Osborne en el Puerto de Santa María dónde se encuentra el último toro instalado (llamado “eco-valla de carretera”) con motivo del 60 aniversario y que está decorado con el vidrio reciclado procedente de 1.000 botellas de cristal.

Fase II. La fase II completa visitar aquellos toros que aún estando en territorio español, están fuera de la península. Estos son los de Mallorca, Melilla y Canarias.

Fase III. La fase III consistiría en visitar aquellos que se encuentran en México y Dinamarca. En estos momentos sigo trabajando en la localización de los toros de Osborne que hay en México, por lo que el mapa anterior podrá sufrir modificaciones.

Normas de participación. Si llegado a este punto te apetece aceptar el reto debo comentarte que no existen unas reglas como tal aunque sí tres normas para todos aquellos que quieran participar:

1. Hacer una foto de tu moto y lo más cerca posible de la figura del toro de Osborne.
2. Sube a Instagram tus fotos usando el hashtag #ToroEnMoto para poder buscarlas.
3. Al subir la foto, indica la localización donde se hizo, para poder completar entre todos el mapa de toros.

Llegados a este punto, solo me surge una duda. ¿Te unes al reto #ToroEnMoto?

Para Motoviajeros, Julio Álamo.
www,otroenmoto.com // www.toroenmoto.com

Quique Arenas Director

Director de Motoviajeros y responsable del Dpto. de Comunicación del grupo Ubricar. Durante más de 20 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR) y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

  • Diego Jiménez

    8 febrero, 2018 #1 Author

    Lo que son las cosas, cada vez que paso por un toro de osborne siempre me digo a mi mismo, tendría que haber apuntado y contado por cuántos he pasado ya. Después de leer este artículo, casi que me siento en la obligación de reparar este fallo.

    Responder

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE